Taylor Swift y las serpientes: La historia de fondo